Política

Belarra anuncia que el Gobierno impulsará un plan de salud mental para niños y jóvenes

Pone en valor la estrategia de Barcelona para atender a la salud mental de la ciudadanía

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha anunciado este jueves que el Gobierno impulsará un plan de salud mental para niños y jóvenes, llamado ‘Escuchar y acompañar”, para conocer en profundidad la realidad de este colectivo.

Lo ha dicho en rueda de prensa junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tras visitar uno de los espacios Konsulta’m que el Ayuntamiento de la capital catalana puso en marcha para detectar y atender de forma preventiva el sufrimiento psicológico y los problemas de salud mental en los jóvenes.

Se trata de un plan de análisis y diagnóstico con el que se quiere abordar la situación de los niños y de los jóvenes y de “cómo están viviendo las situaciones de tristeza, sufrimiento y ansiedad”.

Ha alertado de cómo están impactando en ellos “los discursos de criminalización” por su actitud durante la pandemia y ha dicho que no se puede permitir este tipo de discursos porque lo que hay que hacer es acompañarles.

El plan se suma a las estrategias de derechos de infancia y adolescencia, la de erradicación de la violencia hacia la infancia y la estatal de juventud: “Necesitan tener un eje fundamental de salud mental y para esto vamos a hacer este plan que nos permita hacer un diagnóstico de los problemas reales de la gente más joven”.

LA EXPERIENCIA DE BARCELONA

Belarra ha puesto en valor el plan de salud mental que el Ayuntamiento de Barcelona impulsó en 2016 con el que cree que se ha demostrado que “cuando se quiere, se pueden hacer cosas muy ambiciosas”, y ha destacado que se centre en la prevención y el enfoque comunitario.

En la misma línea, Colau ha sostenido que “se ha confirmado que el plan de salud mental era necesario” porque es un ámbito que cree que ha estado invisibilizado y estigmatizado y que debería estar más priorizado porque es un tema de salud de primer orden, ha dicho.

Ha apuntado que la pandemia ha hecho que se hable más de salud mental y emocional, cuestiones que ve que han pasado a un primer nivel, y también ha lamentado que se “criminalice” a los jóvenes por su actitud ante la pandemia.