Política

Alemania disuelve una unidad policial tras hallar vínculos entre agentes y grupos de extrema derecha

FRANKFURT, 10 (DPA/EP)

Las autoridades alemanas se han visto obligadas a disolver una unidad especial de Policía (SEK, por sus siglas en alemán) que operaba en Frankfurt, después de que se haya hecho público que varios agentes de la misma participaban en chats de extrema derecha.

“Hoy damos el pistoletazo de salida a un reinicio fundamental para la SEK”, ha señalado el ministro del Interior del estado de Hesse, Peter Beuth.

Beuth describió el miércoles los chats de extrema derecha identificados como “completamente inaceptables”, al tiempo que consideró que ninguno de los agentes vinculados a estos grupos debería ser un miembro en activo de la unidad policial, que es una unidad táctica.

Un total de 19 miembros del cuerpo en activo y un exmiembro están bajo investigación. Las autoridades alemanas alegan que 17 de ellos compartieron información que incluía imágenes de una antigua organización nazi. Las conversaciones en los chats tuvieron lugar mayoritariamente entre 2016 y 2017.

“En vista de las alegaciones, está claro para mí –independientemente del resultado de la investigación– que ninguno de los acusados participará en una unidad especial de Hesse más”, ha insistido Beuth, que ha avanzado la posibilidad de que las autoridades del estado los echen de la Policía si es legalmente posible.