Política

Junta espera “las condiciones adecuadas” para ejecutar el proyecto de restauración por el incendio de Terque

ALMERÍA, 9 (EUROPA PRESS)

La delegada territorial de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Raquel Espín, ha señalado este miércoles que el Gobierno andaluz espera a que “se den las condiciones adecuadas” para poner en marcha el plan de restauración del incendio forestal que tuvo lugar en el término municipal de Terque (Almería) en julio de 2019.

Así lo ha trasladado la titular provincial de Desarrollo Sostenible a los medios en relación a los planes de la Junta para la recuperación y conservación de los montes tras los incendios forestales. En este caso, el incendio calcinó 1.191 hectáreas durante el tiempo que permaneció activo, afectando a otros cinco municipios de la provincia de Almería: Bentarique, Enix, Albodoluy, Huécija e Íllar.

El director del Centro Operativo Provincial de Incendios Forestales, Rafael Yebra, ha detallado que el plan restauración del incendio de Terque lleva aparejados fundamentalmente trabajos de estabilización de suelos, con la eliminación de la madera quemada en un entorno de 600 hectáreas afectadas.

“Los trabajos de restauración de los suelos se harán utilizando esa madera que vamos a extraer, colocando albarradas y fajinas para evitar esa pérdidas de suelos propios de cuando se pierde la vegetación”, ha detallado Yebra, quien ha afirmado que casi toda la zona “se está recuperando de manera natural” por lo que la replantación se hará en “zonas muy pequeñitas”. “El esfuerzo se va a hacer principalmente en la eliminación de restos y protección suelo”, ha recalcado.

El 68 por ciento de las hectáreas quemadas en este incendio fueron de monte público, titularidad de la Junta y de los ayuntamientos, y el 32 restante, privado. La Junta ya destacó el valor de esta área de la Sierra de Gádor y la obligación de buscar “el equilibrio ecológico”, por lo que vio “primordial” utilizar al máximo los recursos de restauración que la comunidad dispone.

La delegada se ha referido también a los últimos grandes incendios forestales que ha sufrido Almería, entre ellos el de Castala, en el que quedaron afectadas unas 600 hectáreas de terreno. Dicho incendio se originó a consecuencia de una “hoguera mal apagada” por la que no ha sido posible, al menos por el momento, identificar a los responsables. En cuanto al incendio de Castro de los Filabres, se debió a la caída de tendido eléctrico.